Vuelta al cole! Y vuelta a la rutina

perro_hueso

Septiembre es un mes de contrastes: muchas personas regresan de sus vacaciones para incorporarse al trabajo, y los niños vuelven a la escuela.

Para nuestras mascotas también es una época de cambios, ya que deben volver a adaptarse a los horarios de nuestros trabajos. Y en la mayoría de los casos esto significa pasar más tiempo solos.

Esta situación suele ser más estresante para los perros que para los gatos, ya que estos normalmente no son tan dependientes y de forma general pasan más horas encerrados en casa.

Para hacer este cambio de rutinas menos traumático, disponemos de varios recursos:

Organizar nuestros horarios para asegurar un buen rato de paseo, al menos dos veces al día. Aunque de pronto dispongamos de mucho menos tiempo para nosotros, el tiempo de paseo debe respetarse a toda costa. Además, es interesante que el perro pueda no solo caminar, si no correr y jugar.

Hacer juegos de olfato para mantener su mente activa; lo ideal es dedicar un buen rato el fin de semana al aire libre, pero los días laborables podemos dedicarle unos minutos. Por ejemplo, podemos encerrar unos minutos a nuestro compañero en una habitación para esconder por la casa bolitas de su pienso o algún juguete. Luego le dejamos salir para que busque.

Modificar los hábitos de alimentación: hoy en día la mayoría de perros comen en menos de un minuto su ración de pienso diaria. Luego se pasan el día esperando a recibir más comida. Para estimular la búsqueda de comida podemos usar juguetes como por ejemplo el Kong. La noche anterior podemos rellenarlo de parte de su ración de pienso y taparlo con carne picada o carne en lata. Lo metemos en el congelador, y al día siguiente antes de irnos al trabajo, le damos su Kong a nuestro compañero. Estará un buen rato entretenido lamiendo la carne congelada para luego obtener parte de sus bolitas.

– Puntualmente, podemos darle algún hueso especial para roer, como los de piel de vaca. Es una buena forma de desgastar el sarro y de que nuestros perros estén entretenidos.

– En el caso de los gatos, es importante enriquecer su ambiente, con rascadores, huecos donde esconderse y juguetes como pelotas, plumas o ratones. Y no olvidemos dedicar un rato cada día a darles mimos, acicalarles y jugar con ellos.

No hay excusas que valgan, así que ya podéis empezar hoy mismo!

Profesora Veterinaria de Campus Superior.

Deja un comentario

8 + uno =