¿Como podemos ayudar a nuestro perro viejo?

perroviejo

Todos envejecemos, y nuestros compañeros peludos no son una excepción. Muchos de nosotros hemos sido o somos propietarios de un perro que ya podemos llamar “viejo”.

La vejez en los perros empieza alrededor de los 8-10 años, pero no hay una fecha exacta y depende mucho de cada raza. Los animales de pequeño tamaño envejecen más lentamente, llegando algunos individuos a los 20 años. Por otro lado, las razas gigantes envejecen muy rápido, algunas de ellas llegando a morir alrededor de los 9 o 10 años de edad.

Así pues, el periodo “geriátrico” puede variar mucho entre animales, pero todos los animales suelen mostrar algunos cambios: se mueven menos, duermen más, puede que sus hábitos alimentarios cambien, a veces no pueden subir al sofá o al coche (cuando antes lo hacían) y algunos se quejan si les tocamos la espalda o las patas.

Como propietarios, debemos intentar facilitar la vida de nuestros perros viejos con una serie de sencillas pautas:

  • Realizar un chequeo veterinario anual (revisión física completa y analítica sanguínea como mínimo) para detectar posibles enfermedades a tiempo.
  • Adaptar su alimentación: existen piensos para geriátricos; si no le gustan, debemos administrar una dieta equilibrada y fácil de masticar en el caso que tenga problemas en los dientes o encías.
  • Adaptar los paseos: el ejercicio es indispensable para mantener el peso adecuado y para la salud en general, y en concreto para la salud articular. Si nuestro perro ya no tolera paseos muy largos, deberemos reducir el tiempo pero pasearle más a menudo. Podemos pasear por distintas superficies, siempre y cuando sean estables para que no se caiga.
  • Adaptar su espacio vital: si el suelo de casa resbala, pondremos algún tipo de dispositivo adherente para que se sienta seguro al moverse. Si hay escaleras, pondremos su cama y sus comederos en el mismo nivel del habitáculo para evitarle subir y bajar escaleras. Retiraremos obstáculos de sus caminos de paso habituales, sobretodo en perros con mala visión.
  • Mantener una buena higiene: algunos animales viejos tienen incontinencia y a veces se ensucian; el cepillado diario, el control de uñas y el baño mensual con agua calentita se vuelven imprescindibles.
  • Mantener su confort térmico: en verano, asegurarse que puede tumbarse en un lugar sombreado y fresquito; en invierno, ponerle mantas y permitirle estar cerca de fuentes de calor. En épocas lluviosas, es interesante ponerle chubasquero durante el paseo para evitar que se moje.

Y sobre todo, darle mucho cariño y muchos mimos, porque aunque sean viejos, siguen necesitando toda nuestra atención y amor.

Estas son algunas de las recomendaciones básicas, ¡esperamos que ayuden algunos de nuestros viejitos!

Profesora Veterinaria de Campus Superior.

1 Comment

  1. Ademas de todo esto, los perritos tambien le salen algunas enfermedades como a los humanos, como en el caso de los tumores. Tuve un perro que le paso eso y fallecio. y el perro que me quedo, le salio una pelota arriba en el cuello… pobrecitos

Deja un comentario

tres × cinco =