Se acercan las Navidades. ¡Cuidado con lo que comen nuestras mascotas!

perros_gatos_navidad

Las festividades navideñas suelen destacar por comidas copiosas y abundantes durante varios días; y las personas no somos las únicas que acabamos comiendo más de la cuenta.

Los que somos propietarios de animales perros y gatos muchas veces acabamos sobrealimentando a nuestras mascotas con sobras y restos de nuestros almuerzos y cenas.

Pero no sólo debemos fijarnos en la cantidad de alimento que están recibiendo, si no en el tipo.

Hay una serie de alimentos que debemos evitar dar a nuestros animales por su toxicidad:

Chocolate: muchos dulces y turrones contienen chocolate; éste a su vez contiene una sustancia llamada teobromina que causa toxicidad principalmente en el perro. Una ingesta de 90 a 115 gramos de chocolate por kilogramo de peso del animal puede llegar a causar la muerte. La intoxicación provoca principalmente signos neurológicos, como temblores musculares, convulsiones y agitación. También podríamos observar vómitos, diarreas y aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria.

Uvas: muy típicas en fin de año, suelen provocar vómitos y diarreas las primeras horas; y luego letargia, dolor abdominal, ataxia (descoordinación) y debilidad. Finalmente, en los casos más graves, el animal puede desarrollar un cuadro de fallida renal al cabo de unos días. A partir de 2,8 gramos de uva por kilogramo de peso del animal pueden resultar tóxicos.

Cebollas y ajos: muchos platos incorporan estos ingredientes, que son tóxicos tanto crudos como cocinados. Contienen sustancias que dañan las paredes de los glóbulos rojos (eritrocitos) causando anemia. Se pueden observar mucosas pálidas (encías principalmente), taquicardia, taquipnea (frecuencia respiratoria aumentada), letargia y debilidad; algunos animales muestran signos gastrointestinales.

Los perros, como suelen ser menos selectivos y más glotones, tienen mayor predisposición que los gatos a sufrir intoxicaciones alimentarias.

Como propietarios, si detectamos o sospechamos que nuestro animal se haya podido intoxicar, debemos llevarlo de forma urgente al veterinario. Su evolución dependerá de que actuemos con rapidez, ya que si se puede inducir el vómito, podremos evitar en gran parte la intoxicación y la gravedad de los signos.

¡Felices Fiestas!

Profesora Veterinaria de Campus Superior.

Deja un comentario