La importancia de castrar a nuestro gatito macho

gatito_castrado

La castración y esterilización de los gatos y las gatas está ampliamente extendida y es una práctica quirúrgica común. Pero algunos propietarios aún se preguntan porqué es tan importante castrar a su gato macho; pues bien, vamos a aclararlo.

El gatito macho empieza a desarrollar sus instintos sexuales alrededor de los 6-9 meses y suelen alcanzar la madurez sexual a los 11-12 meses de edad.

Los gatos son animales territoriales que usan el marcaje con orina para delimitar su territorio; se puede diferenciar de la conducta de eliminación (orinar) porque en vez de sentarse sobre su bandeja, sueltan un chorro de orina en forma de “spray”. Y no lo hacen en un solo lugar si no que suelen marcar distintos lugares de la casa, piso, jardín, etc.

A parte, un gato no castrado estará siempre dispuesto a aparearse con una hembra receptiva, por lo que cualquier olor, ruido o visión de una gata en celo estimularán su comportamiento sexual. Nuestro gato macho se mostrará ansioso, maullará e intentará escaparse en busca de una hembra.

Así pues, las ventajas de la castración son:

  • Elimina en la mayoría de los casos el marcaje territorial; cuanto antes castremos a nuestro gato, menos probabilidades tendremos de que desarrolle esta conducta.
  • Elimina la conducta sexual, por lo que nos ahorraremos maullidos y nervios.
  • Disminuye el riesgo de perder a nuestro gato o de que éste sufra un accidente; la mayoría de los gatos “paracaidistas” (caídos des de altura) son gatos machos sin castrar que querían escapar en busca de una hembra.

Aún así, algunas personas se resisten a castrar a sus gatos con la excusa de que van a ganar peso. Pero si somos propietarios conscientes, debemos adaptar la alimentación a su condición fisiológica, proporcionarle los cuidados necesarios y asegurarnos de que realiza suficiente ejercicio físico, de modo que nuestro gato macho castrado se mantenga en perfecta forma.

Profesora Veterinaria de Campus Superior.

Deja un comentario